Encefalopatía urémica


La encefalopatía urémica es un trastorno cerebral orgánico. Se desarrolla en los pacientes con insuficiencia renal aguda o crónica, por lo general cuando los niveles de aclaramiento de creatinina (CrCl) caen y se mantienen por debajo de 15 ml / min.

Las manifestaciones de este síndrome pueden variar desde síntomas leves, como cansancio, fatiga, a síntomas graves como convulsiones o estado de coma. La severidad y la progresión dependen de la tasa de disminución de la función renal, por lo que los síntomas suelen ser peores en los pacientes con insuficiencia renal aguda. La pronta identificación de uremia como la causa de la encefalopatía es esencial porque los síntomas son fácilmente reversibles tras el inicio de la diálisis.

Síntomas de la encefalopatía urémica

Síntomas iniciales:

  • Anorexia
  • Náusea
  • Inquietud
  • Somnolencia
  • Disminución de la capacidad para concentrarse
  • Funciones cognitivas lentas

Síntomas más severos:

  • Vómito
  • Inestabilidad emocional
  • Disminución de la función cognitiva
  • Desorientación
  • Confusión
  • Comportamiento extraño

A medida que la encefalopatía urémica avanza, los pacientes pueden desarrollar mioclonías, asterixis, convulsiones, estupor y estado coma.

Causas de la encefalopatía urémica

La encefalopatía urémica puede ocurrir en un paciente afectado con una lesión renal aguda o insuficiencia renal crónica de cualquier etiología.

Tratamiento de la encefalopatía urémica

La presencia de una encefalopatía urémica en un paciente, ya sea con insuficiencia renal aguda o insuficiencia renal crónica, es una señal de alarma para el inicio de la terapia de diálisis, es decir, hemodiálisis, diálisis peritoneal o la terapia de reemplazo renal continua. Después de comenzar la diálisis, el paciente suele mejorar clínicamente.

En los pacientes con enfermedad renal en etapa terminal, las alteraciones del EEG generalmente mejoran después de varios meses, pero pueden no normalizarse por completo.

En el cuidado estándar de cualquier paciente con enfermedad renal terminal también se incluyen los factores de tratamiento siguientes:


  • Adecuación de la diálisis
  • Corrección de la anemia
  • Regulación del metabolismo del calcio y el fosfato