¿Qué es la encefalitis viral? Causas, Síntomas y Tratamiento

La encefalitis viral se trata de la inflamación del cerebro producida por una infección viral. Los síntomas de la misma pueden resultar similares a los de una influenza leve, presentando fiebre y dolores de cabeza. En ocasiones puede que no genere síntomas en absoluto o, por el contrario, los síntomas pueden ser más intensos que los de la influenza. Además, la encefalitis viral puede llegar a producir confusión, problemas sensoriales y/o motrices, y convulsiones.

Aunque son contados los casos en que esta enfermedad ponga en riesgo la vida de quien la padece, es necesario hacer un diagnóstico temprano y realizar un tratamiento adecuado, pues no se puede predecir la forma en la que la encefalitis afectará al paciente. En este artículo sobre las causas, los síntomas y el tratamiento de la encefalitis viral, te daremos información pertinente con el fin de orientarte al respecto. No obstante, lo aquí expuesto no pretende sustituir las indicaciones de un profesional de la salud.

Causas de la encefalitis viral

Entre las causas más frecuentes de la encefalitis se cuentan las infecciones virales. Aunque también hay encefalitis causadas por infecciones bacterianas o por enfermedades inflamatorias no infecciosas. Pero, centrándonos en la encefalitis viral, comentemos los virus más frecuentes que la causan.

  • Los virus del herpes. El virus del herpes simple tipo 1 y tipo 2, pueden causar encefalitis. El tipo 1 es el que causa herpes labial o herpes febril, el tipo 2 es el que produce herpes genital. Aunque la encefalitis causada por el herpes simple tipo 1 no es común, de ocurrir puede causar grave daño cerebral o hasta la muerte. Por otra parte, otros virus del herpes, como el Epstein-Barr -que provoca mononucleosis infecciosa-, y el de la varicela-zóster -que causa varicela y culebrilla-, también puede resultar en encefalitis viral.
  • El enterovirus. Virus como la poliomielitis y el de Coxsackie, pueden causar encefalitis.
  • Los virus que transmiten los mosquitos. Virus como el del Nilo Occidental, el de La Crosse, el de la encefalitis de San Luis, el de la encefalitis equina, o el del dengue, pueden provocar infecciones de este tipo. Los síntomas pueden manifestarse en pocos días o en un par de semanas luego de la exposición a algunos de estos virus.
  • Los virus transmitidos por garrapatas. Por ejemplo, el virus de Powassan es una enfermedad transmitida por garrapatas y que provoca encefalitis. Más o menos una semana después de la picadura de una garrapata infectada suelen manifestarse los síntomas.
  • El virus de la rabia. Este virus, transmitido mediante la mordida de un animal infectado, ocasiona rápidamente una encefalitis al momento en que comienzan los síntomas.
  • Otras infecciones. Infecciones como sarampión, paperas y rubéola pueden ocasionar encefalitis.

Síntomas de la encefalitis viral

En la mayoría de los casos de encefalitis viral, los síntomas son parecidos a los de la influenza, presentando: dolor de cabeza, fiebre, dolor en músculos y/o articulaciones, fatiga y debilidad. Sin embargo, pueden haber síntomas más intensos, como: confusión, agitación, alucinaciones, convulsiones, pérdida de sensibilidad, parálisis en parte del rostro o del cuerpo, debilidad muscular, problemas en el habla y/o en la audición, y pérdida del conocimiento.

Si la encefalitis viral la desarrolla un bebé o un niño, pudiera presentarse los siguientes síntomas:

Quiz: ¿Qué sabes sobre la encefalopatía?

Realiza este cuestionario y descubre cuánto conoces sobre esta condición cerebral.
> Sí, quiero saber >

  • protuberancia en las fontanelas del cráneo del bebé,
  • náuseas,
  • vómitos,
  • rigidez corporal,
  • alimentación deficiente,
  • no despertarse para comer,
  • irritabilidad.

Si se presenta alguno de los síntomas intensos, como fuerte dolor de cabeza, fiebre y/o alteración del conocimiento, es necesario buscar atención médica inmediata. En el caso de los más pequeños, deben recibir atención médica ante cualquier síntoma de encefalitis.

Tratamiento de la encefalitis viral

Antes de mandar algún tratamiento para tratar la encefalitis viral, el médico realizará el diagnóstico de la enfermedad. Para realizar el diagnóstico el doctor se valdrá de la exploración física, la historia clínica, y del resultado que arroje ciertos estudios, entre los cuales pudieran ser:

  • Resonancia magnética.
  • Tomografía computarizada.
  • Punción lumbar.
  • Análisis de laboratorio.
  • Electroencefalograma.
  • Biopsia cerebral. Aunque este estudio se hace en raras ocasiones al tratarse de encefalitis virales.

Luego de determinar la encefalitis viral, si esta es leve, el tratamiento usualmente comprende lo siguiente:

  • Reposo en cama.
  • Hidratación.
  • Medicamentos antiinflamatorios, del tipo del paracetamol, ibuprofeno o naproxeno sódico.
  • Medicamentos antivirales.

Si el caso de encefalitis viral es grave, el tratamiento del paciente hospitalizado pudiera comprender:

  • Asistencia respiratoria.
  • Control de función respiratoria y función cardíaca.
  • Líquidos intravenosos que mantengan al enfermo hidratado y con los niveles necesarios de minerales esenciales.
  • Medicamentos antiinflamatorios, del tipo de corticoesteroides.
  • Anticonvulsivos.

Si la encefalitis viral presentó complicaciones a tal punto de ameritar tratamientos adicionales, entonces es necesario hacer terapias de seguimiento. Por ejemplo, la fisioterapia ayudará a ganar o mejorar en fuerza, en flexibilidad, en equilibrio, en coordinación motora y en movilidad. Tal vez  sean útiles la terapia ocupacional y la terapia del habla para poder realizar nuevamente las actividades diarias sin problemas y para volver a hablar correctamente. Y en ocasiones se requiere psicoterapia para afrontar los trastornos del estado de ánimo o cambios de personalidad que hayan quedado.

libroIMPORTANTE: Descarga completamente GRATIS nuestro libro electrónico; “Encefalopatía. La guía completa”.

Después de leer este ebook serás capaz de comprender y reconocer: Las causas, síntomas, diagnóstico, tratamientos, complicaciones y prevención de cada uno de los tipos de encefalopatías.