Los 4 grados de la encefalopatía hepática

La encefalopatía hepática se trata de un síndrome de alteración mental ocurrido en pacientes que sufren de insuficiencia hepática, ya sea aguda o crónica. Entre las causas que originan esta afección están los virus, ciertos fármacos, los tóxicos, la esteatosis micronodular, el hígado graso del embarazo y la hiperamonemia.

Las manifestaciones clínicas de esta encefalopatía son diversas y van desde cambios leves en la personalidad hasta un estado de coma profundo. Los síntomas que se presenten dependerán del estadio en que se encuentre la enfermedad. A continuación describiremos los 4 grados de la encefalopatía hepática.

Encefalopatía hepática grados

Los grados de la encefalopatía hepática están específicamente descritos y se dividen en cuatro, quedando así:

I Grado de la encefalopatía hepática

El paciente presenta alteraciones leves del estado de conciencia y el sueño, cambios de personalidad, euforia, depresión, falta de concentración, problemas en su capacidad de cálculo, apraxia, confusión ligera y discurso alterado.

II Grado de la encefalopatía hepática

El paciente presenta asterexis, confusión mental moderada, desorientación temporoespacial, fetor hepático, letargia, cambios en la personalidad y comportamiento inapropiado.

Los trastornos motores son parte del cuadro clínico general de la encefalopatía hepática. Uno de los síntomas más frecuentes es la asterixis, una alteración neuromuscular en donde interrupciones rítmicas aparecen involuntariamente en las contracciones musculares voluntarias. La asterixis se aprecia mejor cuando los brazos y las muñecas están extendidos y los dedos están separados. Este síntoma aparece en las encefalopatías hepáticas de primer y segundo grado.

Quiz: ¿Qué sabes sobre la encefalopatía?

Realiza este cuestionario y descubre cuánto conoces sobre esta condición cerebral.
> Sí, quiero saber >

III Grado de la encefalopatía hepática

En este grado de la enfermedad el paciente entra en un estado de coma ligero, se encuentra durmiendo pero se puede despertar. Presenta somnolencia progresiva, estupor, rigidez, hiperreflexia, desorientación severa, asterexis, fetor hepático, incoherencia y confusión mental marcada.

IV Grado de la encefalopatía hepática

El cuarto grado de la encefalopatía hepática consiste en un estado profundo de coma, en donde no hay respuesta a estímulos.

La escala que determina los grados de la encefalopatía hepática se diseñó en 1972. Es cierto que no existen estudios que le den validez a la escala y que su mayor inconveniente es la subjetividad en el momento de analizar sus parámetros. Sin embargo, cuando la encefalopatía sigue progresando, las manifestaciones de las anormalidades neurológicas son claramente aparentes consiguiendo ser fácilmente graduadas de acuerdo a esta escala y reflejando la disminución de la función hepática.

Pronóstico de la encefalopatía hepática

En cuanto al pronóstico de la encefalopatía hepática, podemos decir que si bien las características clínicas de la enfermedad pudieran ser reversibles con el tratamiento adecuado, en líneas generales, el grado de encefalopatía indica que la enfermedad hepática está avanzada. Por lo tanto la encefalopatía hepática está asociada con un mal pronóstico a largo plazo y es señal de un necesario trasplante.

Clasificación de la encefalopatía hepática

Ya habiendo mencionado los grados de la encefalopatía hepática, pasemos a mencionar su clasificación. Los tipos de encefalopatía hepática son:

  • Tipo A. La encefalopatía se produce en el contexto de un fallo hepático agudo. En otras palabras, se presenta en pacientes que tienen una enfermedad aguda del hígado y que evoluciona a falla hepática fulminante.
  • Tipo B. Son encefalopatías que se dan en el contexto de pontaje portosistémico, es decir sin afectación hepatocelular intrínseca. Estas encefalopatías son poco frecuentes.
  • Tipo C. Son las encefalopatías que desarrollan quienes tienen una enfermedad hepática crónica avanzada, es decir cirrosis, con HTportal -hipertensión portal-, o quienes tienen shunt sistémico.

Las subcategorías de la encefalopatía hepática son:

  1. Encefalopatía hepática episódica.
  2. Encefalopatía hepática recurrente, cuando sucede en intervalos menores de seis meses.
  3. Encefalopatía hepática persistente.
  4. Mínima encefalopatía hepática.

 

libroIMPORTANTE: Descarga completamente GRATIS nuestro libro electrónico; “Encefalopatía. La guía completa”.

Después de leer este ebook serás capaz de comprender y reconocer: Las causas, síntomas, diagnóstico, tratamientos, complicaciones y prevención de cada uno de los tipos de encefalopatías.