Encefalopatía inducida por alcohol


El abuso crónico del alcohol conduce al desarrollo de muchos problemas físicos y mentales a largo plazo. Todos los órganos pueden ser dañados por el uso excesivo de esta sustancia tóxica, incluido el cerebro. La encefalopatía inducida por el alcohol es una condición que interfiere con la capacidad del individuo para pensar racionalmente y conservar recuerdos. Si no se trata puede conducir a daño cerebral permanente.

La palabra encefalopatía define a un grupo de trastornos que causan disfunción cerebral. Las personas alcohólicas están en riesgo de desarrollar un trastorno particular, conocido como encefalopatía de Wernicke. Esta condición puede surgir debido a otros problemas como el hambre, pero está más asociada con el alcoholismo. Los síntomas de la encefalopatía de Wernicke incluyen:

  • abuso-alcoholConfusión
  • Pérdida de la coordinación muscular
  • Movimientos involuntarios de los ojos o parálisis ocular
  • Pérdida de la memoria a corto plazo
  • Sensaciones de hormigueo en las extremidades
  • Pérdida de sensibilidad en las manos o los pies
  • Pensamientos irreales. Aquí es donde el individuo se inventa historias para cubrir su pérdida de memoria.

Causas de la encefalopatía de Wernicke

Este tipo de encefalopatía se debe al estilo de vida relacionado con el alcoholismo y no al alcohol en sí. En particular se produce en presencia de malos hábitos alimenticios, casi siempre cuando el individuo carece de tiamina (vitamina B1) en su dieta. Esto conduce al desarrollo de la enfermedad llamada beriberi, donde la falta de tiamina causa la muerte de las neuronas.

El síndrome de Wernicke-Korsakoff

Si la encefalopatía de Wernicke no se trata y progresa conduce a una condición llamada síndrome de Wernicke-Korsakoff. Aquí el individuo comienza a desarrollar síntomas de un trastorno estrechamente relacionado, la psicosis de Korsakoff. De hecho es habitual considerar a la encefalopatía de Wernicke y la psicosis de Korsakoff como etapas diferentes en el mismo trastorno. Este tipo de demencia puede ser muy debilitante e incluir síntomas como:

  • Incapacidad para crear nuevos recuerdos
  • Pérdida de viejos recuerdos
  • Falsos recuerdos
  • Alucinaciones
  • Estado de coma y la muerte

El tratamiento de la encefalopatía de Wernicke

Si la encefalopatía de Wernicke se diagnostica con suficiente antelación se puede prevenir que progrese a la demencia más grave. El paciente tendrá que abandonar por completo el alcohol y rectificar su deficiencia de tiamina. Esto puede implicar inyecciones de tiamina, o si la condición no es grave, tomar suplementos orales. En tanto el individuo esté libre de alcohol y consuma una dieta equilibrada, no debería tener más problemas.

Por desgracia, los síntomas de la encefalopatía de Wernicke a menudo no se diagnostican a tiempo. Esto se debe a que la confusión, la pérdida de memoria y la falta de coordinación se asocian al estado de embriaguez. Si la persona siempre está bebiendo puede ser muy difícil diagnosticar este tipo de encefalopatía. Sólo cuando el paciente está sobrio y continúa presentando los síntomas, es que el problema se hace más notable.

Una vez que la enfermedad ha progresado hasta la psicosis de Korsakoff es mucho más difícil tratar los síntomas. El individuo puede desarrollar daño cerebral permanente. Es posible que todavía se beneficie de la sobriedad, pero es probable que su funcionamiento mental permanezca comprometido.

La vida después de la encefalopatía inducida por el alcohol

Muchos individuos que desarrollan los síntomas de la encefalopatía de Wernicke son capaces de vivir con normalidad después de la recuperación. Sin embargo el cambio de la adicción a la sobriedad requerirá un esfuerzo. La persona tendrá que desarrollar una nueva forma de enfrentar la vida. Quienes han abusado del alcohol hasta el punto de desarrollar encefalopatía a menudo necesitan mucho apoyo para mantenerse libres de su adicción, al menos al principio. Esta ayuda inicial se puede encontrar en centros de rehabilitación u otras opciones de recuperación.


Cómo evitar la encefalopatía inducida por el alcohol

Aquellas personas que beben alcohol, pero se mantienen dentro de los límites del consumo seguro, no deberían tener problemas con este tipo de encefalopatía. Eso significa que las mujeres deben limitarse a 1 bebida por día y los hombres a 2 bebidas por día. Las personas menores de 21 años deben evitar el alcohol y los mayores de 65 años tienen que atenerse a 1 bebida por día. Cuando decimos una bebida nos referimos al equivalente de una copa de vino o una cerveza estándar.

Aquellas personas que beben en exceso pueden evitar la encefalopatía asegurándose de comer una dieta equilibrada y tomar suplementos de vitamina B1. Aun así estas personas estarán en riesgo de experimentar todos los problemas restantes asociados con el consumo excesivo de alcohol.